Casa Felisa

Dirección: Porta da Pena, nº 5
Teléfono: 981 58 26 02
Web: Casa Felisa

También en el casco viejo de Santiago, pero ya saliendo. Muy cerquita de una de las entradas de la iglesia de San Martiño Pinario (no dejéis de visitarla).

Tengo que reconocer que, cuando el tiempo acompaña, éste es uno de los lugares más impresionantes para ir, sobre todo a cenar.

Este antiguo convento reconvertido a restaurante y pensión, tiene un jardín maravilloso. Allí podréis comer bajo los árboles (hay, por ejemplo, un camelio enorme). Una cena allí, entre la cantidad de flores y árboles, enamora a cualquiera ;-)

El problema es cuando el tiempo no acompaña :-(

Entonces hay que comer en un comedor más bien tirando a normalito. La cocina sigue siendo igual de buena, claro, pero el entorno no es el mismo!!! Si tenéis oportunidad, podréis comprobar la diferencia.

La carta es bastante amplia, si bien todo son raciones. No hay platos muy elaborados, pero tienen una buena cocina.

Si soléis tomar café después de cenar (o comer), no dejéis de pedirlo. A parte de tener unos pocillos de diseño (no siempre los ponen), suelen acompañarlo de una copa con guindas en licor (el licor no suelen ponerlo, aunque siempre lleva un poco. Sólo las guindas).

Precios normales según lo que pidáis, pero nunca os saldrá caro.

Tambien tienen habitaciones si os quereis alojar aquí. Yo no las probé, claro ;-), pero la gente habla muy bien de ellas. Y no son caras.

Por cierto, si os gusta la tortilla NO la pidais! La verdad es que no es muy buena, aunque lo compensa con otras cosas excelentes. Por ejemplo, el buey está delicioso.